Aluet.es

El glamour de los vestidos y faldas de noche

Elige bien para sentirte glamorosa y a la vez natural.

Lo primero que debes recordar es que no todos los vestidos o faldas de noche son para cualquier momento. Ante todo consulta qué tipo de evento será y si existe una norma de vestimenta estipulada en la invitación. A la hora de elegir un vestido o una falda de noche piensa que, para lucir espectacular y natural, debes llevar algo con lo que te sientas cómoda y que refleje tu estilo. No recargues el atuendo ni tu maquillaje, la sencillez es siempre sinónimo de elegancia.

Los vestidos cortos, de colores claros son ideales para bodas de día y cocktails, pero recuerda el largo del mismo debe ser a la altura de la rodilla o dos centímetros por debajo. La noche es especial para que tu look sea más sofisticado. Los vestidos largos o faldas de noche con tops y chaquetas cortas te harán sentir deslumbrante. Elige el estilo que más se adapte a tu tipo de cuerpo y atrévete a jugar con colores, texturas y escotes.

Texturas, colores y accesorios

Si optas por un vestido corto, elige texturas suaves y vaporosas, prueba colores vivos, juega con detalles de bordados o pedrería y recuerda que los accesorios completan la vestimenta, pero no abuses. Los vestidos o faldas largas son exclusivos para la noche. Las telas se vuelven ricas en texturas, colores y bordados. La gama de colores refleja lujo y distinción, azules, burdeos, negros y metálicos se encargarán de hacerte sentir una reina. Divierte eligiendo el que se adapte a tu estilo y no temas en lucir un buen escote.

Vestidos, faldas de noche y accesorios

La noche te da la oportunidad de sentirte glamorosa. Elige vestidos que realcen tu figura, usa los colores que resalten el color de tu piel y utiliza el escote que mejor te siente. Recuerda que un vestido demasiado atrevido es signo de mal gusto. Si te decides por una espalda escotada que el frente sea más sereno. Las faldas largas de noche son ideales para combinarlas con tops de seda, encaje, camisas de tafetán y chaquetas cortas. Atrévete a usar colores llamativos o engalana con accesorios importantes un simple vestido negro.

¡Brillos sí, brillos no!

Los vestidos y faldas de noche te permiten un mayor uso del brillo. Pero no querrás pasarte, ya que demasiados bordados con cuentas de colores brillantes podrían arruinar el mejor vestido haciéndolo parecer un disfraz. Mantén la prudencia, si la tela lleva bordados, cuida tus accesorios. Si llevas un vestido plata u oro, trata de que su línea sea de un buen corte neto. No abuses con escotes ni con chaquetas de textura pesada y bordadas. Los vestidos negros aceptan accesorios brillantes y más pesados, no temas utilizarlos.

Vestidos, faldas de noche, maquillaje

Los vestidos y faldas de noche permiten que tu maquillaje sea más elaborado. Recuerda tener en cuenta el color de tu piel y de la vestimenta para resaltarlos con el maquillaje adecuado. Atreverte a unos misteriosos ojos smokey para darle misterio a tu mirada. Utiliza bases claras y polvos que fijen el maquillaje. Un toque de rubor e iluminador en los pómulos, te darán un brillo especial. Recuerda si haz decido realzar tus ojos, la boca debe ser de color suave. ¡Sal y deslumbra recordando que siempre menos es mas!